Verde/ Cardamomo

Elecciones en Groenlandia determinarán el futuro de la explotación minera

El Cafe Noticias

El martes seis de abril se realizan en Groenlandia las elecciones del Parlamento. Este proceso viene con tintes de referéndum sobre un polémico proyecto minero y sobre la diversificación económica de la isla más grande del mundo, especialmente golpeada por el cambio climático.

Groenlandia es un territorio autónomo de Dinamarca, su gobierno local intenta atraer a inversores extranjeros, elemento clave de cara a una posible independencia.

La situación geográfica de la isla es un desafío para las grandes potencias, como quedó evidenciado en 2019 cuando el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, se ofreció a comprarla.

En febrero, la cuestión de la explotación de unos yacimientos de tierras raras y de uranio de Kuannersuit, en el sur de la isla, por parte de una empresa australiana con capital chino, provocó una crisis política que dio lugar a la convocatoria anticipada de elecciones, en las que siete formaciones se disputan los 31 escaños del Parlamento local, el Intsisartut.

¿Qué pasaría?

Por un lado, a favor de la explotación del yacimiento está el mayor partido, Siumut, formación socialdemócrata que ha gobernado de forma casi ininterrumpida desde que la isla obtuvo su independencia, en 1979.

Por otro, el partido Inuit (IA), de izquierdas y ecologista y al que las encuestas dan como ganador, se opone a esa explotación, sobre todo por razones medioambientales.

Groenlandia tiene competencia sobre sus recursos mineros desde 2009. Un año después, Greenland Minerals obtuvo una licencia de exploración del yacimiento, pero todavía falta una autorización de las autoridades locales y nacionales.

Aunque el proyecto podría reportar cerca de 200 millones de euros (235 millones de dólares) de recursos presupuestarios, según Greenland Minerales, también haría que Dinamarca redujera su subvención anual a la mitad, pues los ingresos se compartirían con el Estado danés, según han explicado analistas.

Copenhague asegura que no se opone a la independencia, pero emanciparse totalmente privaría a Groenlandia de subsidios daneses, más de 520 millones de euros anuales (611 millones de dólares), es decir, un tercio de su presupuesto.

La pesca, que actualmente representa el grueso del PIB local, y el 90% de sus exportaciones, continúa creciendo. El sector, próspero, parece beneficiarse del cambio climático, gracias a una diversificación de las capturas. No obstante, los cazadores y las pequeñas comunidades costeras sufren el cambio climático, pues afecta a los desplazamientos de los animales salvajes.

//nessainy.net/4/4447124
Subscribe for notification