Cultura / GuarapoTitulares / Espresso

Una caja para iniciar en la música

La experiencia pedagógica desde el juego es la columna en el proyecto de Ivette Géraud: Virtuosi Kids Box, la primera caja de iniciación musical para padres y bebés.

 

“Mi pedagogía es algo diferente y eso gusta mucho a los padres y, también a los niños. Es aprender mientras se juega. Un ejercicio que enriquece mucho la relación familiar, y también explora al máximo la curiosidad del niño por la música. Ella se ha nutrido del lado experimental, la teoría me ha servido como hipótesis, aprendí a desarrollar  una serie de herramientas y técnicas pedagógicas en donde el feeling le dan al papá o a la mamá la posibilidad aprender de forma divertida”, explicó.

 

Ivette nació en Caracas en 1987 pero creció en el estado Portuguesa, una zona agrícola y llena de música. Alternó sus estudios formales con clases de música. Inició en el Sistema Nacional de Orquestas, con apenas 11 años.

 

Sus estudios la llevaron primero a Caracas y luego a Francia donde pudo estudiar con maravillosos maestros del clarinete como Alain Damiens, Solista del Ensamble Intercontemporáneo, así como también con Richard Vieille y Michel Arrignon, tres músicos que han influido mucho en la formación de la franco-venezolana. 

 

El proyecto Virtuosi Kids (niño virtuoso en inglés) consiste en una cajas que contienen un kit de iniciación a la música dirigido a los padres y a los bebés, con el objetivo de incentivar la experiencia lúdica dentro del aprendizaje de los más pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *