Deportes / GuayoyoTitulares / Espresso

¿Qué tanto sabes del Mundial Femenino de Fútbol?

El pasado 7 de junio, inició la Copa Mundial Femenina de Fútbol en París, Francia. Esta competencia agrupa a 500 futbolistas y 24 selecciones. Hay 52 partidos programados en nueve estadios de las ciudades más conocidas del país europeo.

Alrededor de cinco millones de personas sintonizaron la estación TF1 de la televisión francesa el mes pasado para observar a la directora técnica de la selección nacional, Corinne Diacre, anunciar su escuadra. Para el día del juego inaugural ya se habían vendido más de 750 mil boletos.

En la edición pasada, el premio Bota de Oro para la máxima goleadora la recibió la alemana Célia Šašić. Mientras que el Guante de Oro, para la mejor portera del torneo lo recibió Hope Solo, de EEUU.

Hay muchos datos curiosos sobre la edición de este torneo, por ejemplo,  la chilena Javiera Grez es la jugadora de menor estatura con 1,48 metros de altura. Mientras que la defensora francesa Wendie Renard es la más alta, con 1,87 metros. La jugadora más experimentada es la brasileña Formiga, con 41 años y 96 días.

Igualmente, participarán veintisiete árbitras y 48 juezas de línea de 42 países.

En esta edición, el FC Barcelona (15) y el Olympique Lyon (14) son los clubes con mayor representación.

Las cosas cambian

Los últimos años han sido importantes para la evolución del fútbol femenino, especialmente el 2019, cuando hay mayor visibilidad. Pero durante casi sesenta años, la FIFA prohibió el futbol femenil en sus campos oficiales.

En México, por ejemplo, la liga de hombres se fundó 114 años antes que la rama femenina. En Argentina la diferencia es de un siglo y hasta 2019 nunca se había jugado un partido femenil en la mítica Bombonera del barrio de la Boca. El torneo femenino en Perú es considerado de nivel amateur y solo hay dos equipos que pagan a las jugadoras; allá, una futbolista bien pagada cobra menos de 3 mil dólares anuales. En Colombia, una jugadora profesional cobra 245 dólares mensuales mientras que un hombre, puede llegar a los 3 mil.

En Brasil, casa del ‘jogo bonito’, no existía un campeonato femenil hasta hace seis años y las trabas son familiares. Santos de Brasil eliminó la rama femenil en 2012 para cubrir el gasto del sueldo de Neymar en un último intento de retenerlo una temporada más antes de irse al Barcelona. Luego de tres años, fue reestablecido.

Nuevas generaciones

Algunos clubes europeos, en sus etapas más juveniles, han realizado uniones de género en sus equipos. Esta temporada, por primera vez, el Barça decidió inscribir a sus equipos femeniles Sub-12 y Sub-14 en las ligas locales varoniles. Los clubes juveniles del Atlético de Madrid lo ha hecho desde hace algún tiempo y hace poco el Athletic Bilbao también adoptó la idea.

De acuerdo a un reportaje del New York Times, el Barcelona quedó tan impresionado con los resultados que la próxima temporada emularán la acción con la Sub-10, creen que exponer a las jugadoras a un entorno diferente, acelera significativamente su proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enable Notifications OK No thanks