Internacionales/MacchiatoTitulares / Espresso

George Floyd y la deuda racial en los Estados Unidos

El Cafe Noticias

George Floyd era un hombre de 46 años. El pasado 25 de mayo su nombre se convirtió en una estadística más que abre de nuevo la conversación sobre la violencia policial con tendencia racial. Esto es otro capítulo en una larga historia para Estados Unidos y para Minneapolis, que ha sido el lugar de protestas en los días posteriores a la muerte de Floyd.

Floyd murió luego de que un policía pusiera su rodilla por nueve minutos en el cuello del hombre. El video de un testigo reveló toda la situación y no coincidió con las declaraciones iniciales del departamento de policía sobre lo sucedido y resultó en el despido de cuatro policías involucrados en el arresto.

«El hecho de que el episodio ocurriera en el contexto de una pandemia mundial solo ha aumentado las tensiones raciales de larga data. El virus no solo está afectando desproporcionadamente a los afroamericanos, sino que la aplicación policial del distanciamiento social en ciudades de todo el país también ha afectado desproporcionadamente a los afroamericanos», explicó una investigación de la revista TIME.

En 2019, Minneapolis fue clasificada como la cuarta peor área metropolitana en los Estados Unidos para los estadounidenses negros según el sitio web de noticias financieras 24/7 Wall St.

«24/7 Wall St. clasificó las áreas metropolitanas de la nación en función de las disparidades raciales en ingresos, educación, salud, encarcelamiento y brechas de logros entre blancos y negros en otros resultados socioeconómicos utilizando datos de la Oficina del Censo de los EE. UU., El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Oficina de Estadísticas de Justicia», se lee en el sitio web.

Los familiares y protestantes exigen justicia. El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que había hecho de su investigación sobre la participación de la policía en la muerte de George Floyd una «máxima prioridad».

Los fiscales e investigadores de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) han sido asignados como parte de una investigación «sólida» sobre si los agentes de policía involucrados habían violado las leyes federales, dijo el departamento en un comunicado.

La jefa de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, ofreció una disculpa el jueves, habló de un «déficit de esperanza» en partes de la ciudad después de la muerte violenta de Floyd. «Lamento absolutamente el dolor, la devastación, el trauma», dijo Arradondo en una rueda de prensa.

Hubo saqueos el miércoles por la noche, aunque la mayoría de las protestas se centraron en denunciar la muerte de Floyd, de 46 años. Algunos incendios grandes se extendieron en las calles que continuaron ardiendo el jueves por la mañana.

Se registró una persona fallecida durante las protestas.

Por su parte, el policía involucrado, Derek Chauvin, tenía 19 años de servicio y 12 quejas de actitud inapropiada, sin embargo el departamento de policías nunca ejecutó medidas disciplinarias.

El oficial involucrado en la muerte de Floyd fue acusado hoy de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.

El fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, dijo que su oficina tomó la decisión de los cargos tan rápido como fue posible, y que cargos adicionales o más severos podrían venir a medida que la investigación continúa.

Los otros tres oficiales de Minneapolis que estaban en la escena del crimen el lunes cuando Floyd murió no han sido acusados todavía, pero Freeman dijo que espera que esos cargos lleguen. No dijo qué tipo de cargos se están considerando para esos oficiales. Los cuatro fueron despedidos del Departamento de Policía de Minneapolis a principios de esta semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enable Notifications OK No thanks