Cultura / GuarapoTitulares / Espresso

Antes y después de Hendrix: «Empezar de Cero»

El Cafe Noticias

La capacidad de abstracción que produce la lectura es lo que la hace fascinante e inspiradora. «Empezar de Cero» es un libro en el que el propio Jimi Hendrix cuenta al lector desde cómo empezó a tocar su primera guitarra, hasta la comprensión del artista sobre la vida y la muerte.Hoy la industria musical está plagada de versiones de la versión de la versión original ¿Dónde está el proceso creativo? ¿Cómo intentan transmitir un mensaje a través de la música los artistas? ¿Todo esto dejó de importar?.

Por esto caímos en «Empezar de Cero». Jimi Hendrix es considerado por muchos como el mejor guitarrista eléctrico de todos los tiempos, y uno de los músicos más influyentes de la historia del rock. Su forma de ver el mundo y su manera de transmitir sus pensamientos y emociones a través de la música hicieron de él un icono, idolatrado por muchos e incomprendido por otros.

La dinámica de la industria musical ha cambiado, atrás quedaron las grandes bandas de rock and roll, los músicos que quieren cambiar el mundo con un mensaje contundente de paz y amor. 

Cuando se afirma que el rock n’ roll no es un género musical sino una manera de vivir es porque Jimi Hendrix así lo demostró. Para el guitarrista no era posible imaginar la vida sin música. Su primera guitarra la compró a un amigo borracho de su papá por $5 y se dió cuenta que algo no andaba bien con la posición de las cuerdas (zurdo). Las cambió de posición pero, para cuando intentó tocar estaba muy desafinada y por esos días no dominaba bien la afinación del instrumento, ¿cómo resuelve esto un genio? Al día siguiente fue a la tienda más cercana y bastó con pasar los dedos y hacer sonar las cuerdas al aire para saber cómo debía sonar su guitarra afinada.

Tocaba en el porche de su casa, influenciado por el blues. Era lo que trataba de tocar en sus primeros pasos. Enfrentó a la justicia en varias ocasiones, todavía joven lo detuvieron por conducir un carro robado, en plena gira antes de entrar a Canadá en su maleta encontraron unos cuantos gramos de heroína. Sirvió en el ejército hasta que saltando de un avión tuvo una fractura.

«Es la sensación de más soledad del mundo. Estás ahí totalmente solo, y puedes hablar muy bajito o puedes gritar o hacer lo que quieras. Y entonces pensé en lo loco que estaba por hacer eso, pero me encantaba. Entonces, notas el tirón en el cuello, y se supone que tienes que mirar hacia arriba y ver si el paracaídas se ha abierto. Cada vez que saltas, te entra el miedo a que, quizá, esta vez no se abra. Así que miras hacia arriba, y ahí está ese bello y gran hongo blanco sobre ti. Ahí es cuando empiezas a hablar solo otra vez, y dices: «Gracias al Señor».

Jimi entendió el riesgo de no pertenecer, entendió que ser diferente con toda seguridad lo llevaría a cometer muchos errores, pero fiel a su filosofía «Tienes que dejar que tu mente y tu imaginación fluya libremente». No quería que lo encasillaran, afirmaba que su música era de él, de su guitarra.

La música comercial (The Beatles), la catalogó de música enlatada producida en las raíces del sistema que ensalzaba a los artistas para al final hacer con ellos lo que les viniera en gana.

No leía música y olvidaba riff con facilidad porque siempre estaba intentando crear cosas nuevas.

No se involucró directamente en movimientos políticos pero dedicó canciones a los Panteras Negras, en una entrevista hizo referencia al racismo y la búsqueda de soluciones al problema que en la actualidad todavía existe.

«Sabes cuál es la verdad. La verdad es que ha llegado la hora de unirnos. Si la gente dejara de culpar a los demás… Es muy frustrante. El negro le dice al blanco que ha sido maltratado durante los últimos doscientos años. Vale, es verdad, pero es hora de solucionarlo, en lugar de hablar del pasado. Sabemos que el pasado es una mierda, así que, en vez de hablar de él, ¡hagamos algo juntos para arreglarlo ahora!».

Aunque su causa de muerte todavía es desconocida, largas giras, excesos y jornadas interminables en estudios de grabación, más la presión económica por cumplir contratos lograron hacer que Hendrix hiciera un intento de poner una pausa en su carrera, quizá fue muy tarde.

El 18 de septiembre de 1970 Jimi Hendrix falleció.

«Cuando muera va a haber un “Jam”. Quiero que la gente se desmelene y se vuelva loca. Y conociéndome, seguro que me arrestarán en mi propio funeral. La música estará alta, y será nuestra música».

//nessainy.net/4/4447124
Subscribe for notification